Siete modas gastronómicas que deben morir

Desde que llegué a esta ciudad he vivido el boom de los cronuts, los subidones de azúcar de gente recién salida de Black Tap y amigos que afirman que la ramen burger es el mejor invento desde la Coca-Cola.

Y tengo que deciros que NO ME CREO NADA. He probado casi todas estas modas y, aunque algunas son mejores que otras, he descubierto que la razón por la que estas cosas triunfan no es porque se esté re-inventando la gastronomía ni mucho menos. Lo que ocurre es que hay cuatro listos que han sabido aprovechar muy bien que vivimos en la jodida era de la comunicación.

Me explico. Para la mayoría de gente que disfruta de los manjares de esta lista la prioridad a la hora de elegir qué comer no es la calidad de lo que comen, ni tampoco el precio. Si no, la idea que gira entorno al pensamiento ”¡Qué fotaca más buena voy a echarle a esto que me voy a comer, 80 likes mínimo!”

Y aunque soy la primera que disfruta compartiendo lo que ingiero con el mundo, tengo que decir que no, basta ya! No os dejéis engañar por un bonito packaging y valorar lo que os metéis en el cuerpo -inserte aquí cita sobre lo importante que es la belleza interior-.

instagram-food-pictures-photos-meals-confession-ecards-someecards

Estas son las siete modas gastronómicas de los últimos cuatro años, hubieron muchas modas antes que éstas y habrán muchas después. Y siempre habrá gente que hará horas de cola por ellas, que para algo estamos en Nueva York!

1. El Cronut

Precio: 5,50 dólares (o los puedes pedir a domicilio por el módico precio de 100$)

Como su nombre indica el ‘cro-nut’ es, mitad croissant, mitad donut. Así de simple. Es básicamente un donut hecho con masa de croissant y frito en lugar de horneado, obra de la pastelería de Dominique Ansel. Empezó a venderse en mayo de 2013 y en seguida tuvo un éxito aplastante. En diciembre de ese año, la revista Time lo llamó uno de los “25 mejores descubrimientos del 2013”.

70500.adapt.768.1

Y pensaréis –menuda chorrada, un croissant redondo-. Bueno, pues durante el boom del cronut de 2013 -también conocido como cronutmanía– la histeria colectiva que giraba entorno a este dulce era tal, que la gente hacía hasta 10 horas de cola para probarlos, incluso se dice que existía un mercado negro de cronuts. Desde entonces hasta el día de hoy, todavía puedes encontrar cola delante del establecimiento cada mañana.

Sigue leyendo

Anuncios

Guía definitiva para beber barato en Nueva York

Por lo que sea, en los últimos meses ha habido un aumento considerable de amigos, primos de amigos, amigos de amigos, y cuñados de amigos de amigos, que han visitado o se han mudado a Nueva York. Y todos, en algún momento, me han hecho la misma pregunta ¿Dónde puedo beber barato?, seguida de ¿Por qué es todo tan caro?

Y es que, nosotros, acostumbrados a nuestras cañas de 2 euros y a nuestros cubatas de 4 euros, nos cuesta asimilar que en esta ciudad, donde vayas una cerveza te pueda costar 7 dólares, un vaso de vino, 12 y un cocktail, 14. Más propina.

original

Primero os diré que el problema es que en España estamos muy mal acostumbrados, y que lo nuestro tampoco es normal si lo comparamos con el resto del mundo. De hecho, en 2015, el precio medio de una cerveza comprada en Málaga, por ejemplo, era de $1,72, situándola en la cuarta ciudad con la cerveza más barata del mundo, mientras tanto, Nueva York se encontraba en el número 71 de la lista, con un precio medio de cerveza de $5.20 -para ver la lista completa Beer Price index-.

Y os preguntaréis ¿a qué se debe esto? ¿por qué resulta tan caro emborracharse en Nueva York? La respuesta simple podría ser que todo es más caro en Nueva York. Pero la razón por la que esto ocurre es un poco más compleja. El precio de los productos y servicios en esta ciudad se rige, entre otras cosas, por el precio del suelo. Cuánto más caro es vivir en un barrio, más altos son los alquileres de los locales, y mayor el precio al que tienen que vender para poder permitirse seguir abiertos.

Además, os diré que, en el caso del alcohol, los restaurantes y bares se enfrentan a un problema añadido. Conseguir una licencia para vender alcohol en Nueva York es bastante difícil y muy muy caro. Para que os hagáis una idea, una licencia para un bar en Lower East Side, por ejemplo, que paga un alquiler de 6.000 dólares al mes por 65 metros cuadrados de local, puede costar hasta 15.000 dólares (incluyendo el necesario coste de abogado para dicho trámite) –source-. Así que para que sea rentable tener un bar los precios tienen que ser altos.

Y ahora que ya entendéis porque es tan jodidamente cara esta ciudad os daré la buena noticia: Sí se puede beber barato en Nueva York!! Y yo, después de 4 años viviendo aquí he conseguido juntar un Top 5 de mis lugares favoritos para beber por muy poco, todos muy diferentes, con suerte con algo para todos los gustos. A disfrutar!!

Sigue leyendo

10 restaurantes de series de TV que puedes visitar

Como muchos sabéis, Nueva York, por ser una de las mayores y más conocidas metrópolis del mundo, es el escenario de muchas películas y series. Y aunque la mayoría se graban en estudio (sobretodo las sitcoms), hoy traigo una muy buena noticia para los seriéfilos. Y es que muchos de los lugares que aparecen en sus series favoritas existen, y además se pueden visitar.

1. Central Perk de Friends

FRIENDS, David Schwimmer, Courteney Cox, Jennifer Aniston, Matthew Perry, Matt LeBlanc, Lisa Kudrow, ¿Dónde? Por tiempo limitado en 199 Laf­ayette Street, en Soho.

Técnicamente, esto ya no se puede visitar. Porque como cualquier fanático de la serie (como servidora) sabe, aunque Friends estuviera ambientado en Nueva York, se rodaba en decorados en Los Angeles. Lo incluyo en la lista porque el año pasado, en honor del vigésimo aniversario de la serie, Warner Bros y Eight O’Clock Coffee se unieron para crear un Central Perk falso en SoHo. Y este fue el resultado:

Central Perk Sigue leyendo

14 apps para sobrevivir en Nueva York

Que hayan salido 14, y no un múltiplo de 5 o de 10, me duele más a mí que a vosotros, creedme. Pero así es la vida.

1. Hopstop, para no ser el peor cogiendo el metro

Ya hice un post sobre esta increíble app hace un tiempo, básicamente te enseña las mejores rutas de metro. No sólo te dice las rutas más rápidas, si no que te indica cual será el próximo tren y si hay trenes con retraso o fuera de servicio.

HopStop_Transit_Directions_for_iPhone_on_the_App_Store_on_iTunes

Sigue leyendo

10 bares clandestinos en Nueva York: Speak Easy

lovermut_vermut_vermouth_ley_seca

La Ley Seca estuvo vigente en los Estados Unidos entre el 17 de enero de 1920 y el 5 de diciembre de 1933. Durante este tiempo, la venta, manufacturación y transporte de alcohol era ilegal. Como consecuencia, en ciudades como Nueva York o Chicago surgieron numerosos establecimientos donde se vendía alcohol de manera ilegal.

Estos Bares Clandestinos, llamados “speakeasy” proliferaron en todas partes, especialmente en Nueva York, escondidos en establecimientos de otro tipo, a los que se accedía por puertas secretas y a menudo insignificantes. Si entraba la policía, los clientes podían quedarse quietos ya que el consumo no estaba prohibido sino la fabricación, transporte y venta de licores. Era tanta  la corrupción que se llegó a decir que la mejor manera de saber dónde había un bar clandestino era preguntándole a un policía. De hecho, en 1931, un 8 por ciento de los policías de Nueva York habían sido despedidos por esta causa.

Para suerte nuestra algunos de estos lugares se conservan, y otros muchos aunque no son originales de entonces, se diseñaron siguiendo esta idea de ‘bar oculto’, aquí os dejo mi Top 10 de Bares Clandestinos en Nueva York, a disfrutar.

Sigue leyendo

Lo mejor de lo mejor de Williamsburg: 20 restaurantes que no te puedes perder

No es ningún secreto que williamsburg es mi barrio favorito, y si hay algo que lo distingue es la variedad de lugares que tiene. He decidido reunir esta lista de lo mejor de lo mejor que puedes comer por ahí. Hay para todos los gustos y todos los bolsillos. ¡Que aproveche!

1. LA MEJOR PORCIÓN DE PIZZA: BEST PIZZA

¿Dónde? En 33 Havemeyer St

Y es que si llamas a tu pizzería ‘Best pizza’, ya puede ser buena.

¿Precio? $10

Best pizza (33 Havemeyer St)

Sigue leyendo

10 costumbres españolas que aquí no valen

Empire-State-Building-Red-Yellow-lg

El problema de los españoles es que estamos muy acostumbrados a hacer lo que nos apetezca en cada momento, porque total, ¿qué es lo peor que nos puede pasar? ¿qué nos imputen por un caso de corrupción? Báh.

Lo malo es que luego viajamos por ahí y nos pensamos que ciertas cosas son normales, y no. Así que, para ayudar a la adaptación de ciudadanos europeos en el nuevo mundo, he hecho esta sencilla lista de 10 costumbres que son aceptables en España pero no en Nueva York.

1. Aquí se bebe en los bares.

Pues eso, que entras a un bar, pides una cerveza y te la bebes ahí, en el bar. De pie o sentado, pero dentro del bar, no en la calle. Que locura, ¿eh?

Ejemplo del punto 1

Ejemplo del punto 1

Sigue leyendo

El día que me llevaron a La Esquina

Discúlpenme. Sé que tardo en actualizar, pero es que hay que escribir cuando uno se siente dispuesto a ello, que para escribir memeces ya está twitter.

Hoy os traigo la historia de cuando mi querido amigo E me llevó a La Esquina. Y sé que lo de que ‘me llevó’ suena fatal -como si yo necesitara que me llevaran a algún sitio, JÁ-, pero es que así fue. Él no paraba de hablar de lo mucho que le gusta este sitio y al final le hice caso y dejé que ‘me llevara’.

Sucedió así, fue hace un par de semanas -y un mes también-, él reservó, me dijo que me arreglara y le dio al taxista la dirección. Llegamos a Kenmare y Lafayette, en SoHo. Y en la esquina -obvio- me encuentro con esto -véase foto-, lo que aparentemente es un deli cutre de comida mexicana.

Sigue leyendo

Bistrot Bagatelle

Una vez dije que aquí no estaba para hablar de sitios caros, pero bueno, también dije que contaría mi experiencia así que a eso voy. El otro día fuimos a un restaurante-café-club que se llama Bistrot Bagatelle ¿Y de qué va? Pues bien, como su nombre indica, es francés, los camareros lo son, eso es todo. La decoración no lo es y la comida pretende serlo, pero a mi parecer la influencia americana es más fuerte -mi Steak Tartare llevaba mayonesa, en fin-.

Pero bueno, vamos a lo importante. Es un sitio que abre los sábados y domingos donde sirven el Brunch, osea que uno va allí a las 11-12am y se hincha de gofres, tortitas y omelettes -bueno, tampoco se hincha, come bien y punto, o tendrá que vender un riñón-. Después de eso,- ahí a las 2pm- bajan las luces, sale un Dj, la gente se levanta y empieza la fiesta. El sitio se llena de mujeres de mediana edad a las que les sobran los cuartos para estar ahí un domingo con las amigas bebiendo champagne -francés,obvio-. Y es que no he resaltado lo más importante, donde fueres haz lo que vieres, es por eso que lo suyo es remojarlo todo en champagne. Y no en cualquier champagne, en el mejor y en el más caro -creo recordar que la botella más barata eran 250 y había una por ahí de 6000, quien los pillara-.

Mi recomendación para este sitio no la hago porque para recomendar hay que haberlo probado todo y si eso hubiera pasado ahora sería muy muy pobre. Lo mejor es preguntar a los camareros -guapísimos-, que para eso están. Aunque si diré que las French Toast con blueberry marmalade tenían pintaza y que bebimos un Moët Chandon Ice Imperial servido con hielo y frambuesas de quedarse muerto, a su lado el Moët de toda la vida parece pis de gato.

Como anécdota nada graciosa diré que los chupitos de tequila estaban a 20 dólares -ríete tú del gintonic de 12 pavos de Umbracle en mis tiempos mozos-.

También tenéis que saber que, cuando la fiesta ha empezado, si alguien pide champagne, se baja la música, se sube la Marcha Imperial de Star Wars y los camareros montan un numerito tal esto, -sin comentarios-:

P1320358

EN RESUMEN…

PRECIO: Un riñón. Aunque para orientarse, chequea el menu.

HORARIO: Creo que está abierto toda la semana, pero el tema de Brunch+Dj son los sábados y domingos. De 10am a 6pm.

COMO LLEGAR: Con lo que te vas a gastar no seas rata y pilla un taxi. Está en 1 Little West 12th St  New York.

REQUISITOS: Ellas vestido de cocktail, ellos camisa. Aunque si te pasas de formal está bien.

RESERVAS: Tienes que reservar, sin reserva olvídate. Y hazla con tiempo, por lo menos dos semanas.

¿Por qué lo recomiendo? Pues porque es una experiencia, es Nueva York y el dinero está para gastarlo. He dicho.

P1320176

Williamsburg: Biergarten y Rosemary’s

Después de 3 meses aquí puedo decir que amo Williamsburg, barrio molón por excelencia. Siempre que voy descubro un local/restaurante/bar/tienda/mercadillo increíble. Nunca me decepciona. Y el sábado no fue menos, el bueno de Edu nos llevó a un bar alemán muy molón, el Radegast Hall & Biergarten. Es un warehouse (nave industrial de toda la vida) reconvertida en bar. Bar típicamente alemán  con sus mesas de madera macizas y muy largas y sus mil cervezas. Aunque para comer, el dúo dinámico, Burger + French fries, y algo que llaman chorizo y que es como un bratwurst con pimentón, servido con chucrut. Mezclando culturas, claro.

Great Outdoor Dining-Radegast Hall Biergarten

Luego, para rematar la noche, estuvimos en Rosemary’s, famoso por sus vasos de corcho de litro, su jukebox, pero sobretodo por la camarera, una señora de unos 70 años de pelo rubio. Es un bareto de asientos de cuero y baño cutre, la meca de todo hipster (moderno, que dicen los españoles). Pero bueno, es barato y eso es bien.

rosemarys

Lo dicho, amo Williamsburg mucho.